Beca Indígena JUNAEB-CONADI no discrimina edad de postulantes



  • Al Beneficio pueden postular todas las personas provenientes de pueblos originarios que quieran estudiar

Diploma JoiadaJoiada Novoa es madre, dueña de casa y hasta hace algún tiempo hacía costuras para complementar la renta de su esposo que trabaja en la construcción. Un día, decidió terminar su escolaridad en un Centro de Educación Integral de Adultos, donde destacó por sus buenas calificaciones y su compañerismo. Cuando postuló a su hijo mayor a la Beca Indígena se dio cuenta que ella también podía acceder al beneficio, y se decidió a estudiar asistente de educación parvularia y básica; resultando ambos becados.

Esta madre que hoy es alumna,  se emociona al contar su historia: “Siempre quise estudiar. Por cosas de la vida me retiraron de pequeñita del colegio cuando iba en 6° básico y siempre… cuando estaba en la casa jugaba a que estudiaba… me acuerdo y me emociono un poco.  Así es que es como si estuviera logrando un sueño de toda la vida. Aunque es una carrera técnica y muchas personas puedan decir que no es tanto, ¡para mí es lo máximo! Me siento como realizada y también saber que tengo la opción de entregarle un fututo a mis hijos, que es lo más importante”, dice Joiada.

La historia de Joiada, hace eco especialmente en su hijo Hugo, quien cursa 7° básico y por su excelente promedio de notas, recibió un computador del Programa Yo elijo mi PC de JUNAEB. “Yo me siento orgulloso de mi mamá porque ella siempre insistió que yo tenía que estudiar para tener un buen futuro y que ahora que ella esté estudiando es un buen ejemplo para mí, para yo algún día también esforzarme como ella y tener los logros que ella tiene el día de  hoy, por eso siempre estoy ahí para ayudarle, por eso siempre le presto el computador que me dio JUNAEB por mis notas”.

En palabras del director regional de JUNAEB, Ricardo Barría “una de las ventajas que tiene la Beca Indígena que administra JUNAEB con recursos de CONADI, es que la persona proveniente de pueblos originarios puede postularla sin límite de edad, pueden ser personas que estén ingresando a la educación superior por primera vez y que ya hayan trabajado, pueden ser madres jefas de hogar, padres, abuelitos, la verdad es que esta beca permite que cualquier persona proveniente de los pueblos originarios que no tenga educación superior, pueda acceder a una carrera, pueda titularse” indicó el director de la institución en La Araucanía”.

Otra historia similar es la de Marigen Garrido, quien luego de varios años se atrevió y volvió a estudiar. “Yo trabajo, soy dueña de casa, soy mamá, estudio, y todo el día corro para allá y para acá. Tienen que atreverse porque hay hartos beneficios como para poder estudiar, como poder cancelar uno su carrera. Uno lo ve desde afuera, como algo complicado, que con la edad no va a aprender… pero no es así, uno con el tiempo se va adaptando y sí, se puede”, cuenta la alumna de Prevención de Riesgos.

Por su parte, Jorge Retamal Rubio, director nacional de CONADI, destacó el ejemplo que constituye esta mujer. “Este es un ejemplo para miles de mujeres pertenecientes a nuestros pueblos originarios que no se atreven a estudiar porque ya tienen esposo, hijos o porque no tienen los medios económicos. Tienen que atreverse a buscar las oportunidades y el Gobierno estará allí para apoyarlas con becas para completar su educación e incluso para especializaciones técnicas o postgrados que implementamos recientemente”, agregó Retamal.

La Beca indígena es un aporte económico de libre disposición que se entrega a estudiantes de educación básica, media y superior; entregando $93.500; $193.000 y $607.000 anuales para los respectivos niveles de educación.