Equipo de DRM comparte con niños del centro de San Pedro de Melipilla

Variadas actividades para los niños son desarrolladas gracias al trabajo intersectorial entre el Mideso, IND, Municipios y Junaeb.

Hasta las dependencias del Liceo Luis Galdames de la comuna de San Pedro, provincia de Melipilla, llegó el equipo de la Dirección Regional Metropolitana para comprobar el funcionamiento del Programa de Alimentación en el centro para niños con cuidadores principales temporeros.

Este año, el centro atiende a 45 escolares quienes reciben desayuno, almuerzo y once durante los 21 días, que dura el proyecto intersectorial desarrollado por el Ministerio de Desarrollo Social, el Municipio el Instituto Nacional del Deporte y Junaeb.

El director (S) de Junaeb Metropolitana, Ricardo Silva, destacó el positivo impacto que tiene este tipo de programas de verano para las familias “se ofrece un espacio seguro en el que niños y niñas pueden acceder a recreación y actividades educativas durante las vacaciones, haciendo, además, uso de la infraestructura de las comunas, principalmente de los colegios, durante este período en que sus padres o cuidadores están trabajando”.

La programación ha sido bastante nutrida, con visitas a kidzania e incluso con clases de surf en un paseo a la playa. “Es divertido, me gustaron dos paseos y desearía ir de nuevo, a kidzania y a surfear. Fuimos a Pichilemu y me encontré dos sorpresas que me gustaron, una estrella de mar y una tortuga bebé; y en los procesos de surf me paré muchas veces, me gustó, mi papá dijo que después de la escuela de verano, si se consigue un día libre vamos a ir a surfear”, contó Judith, alumna del Liceo Luis Galdames.

Por su parte, Noemí, vive a dos kilómetros del establecimiento y nos cuenta que no se pierde ni un solo día del centro: “me gusta pasar tiempo con personas que no conozco y hacer actividad física, todo lo que no hago durante el año, lo hago acá… hacemos juegos de persecución, calentamiento, guerras con agua que es mi actividad preferida”.

Su amiga Montserrat, que conoció el año pasado en el mismo centro, agregó: “Me gusta venir porque aprovechamos el tiempo libre, nos dan almuerzo, desayuno, podemos traer patines, patinetas, los profesores son muy comprensivos y los problemas los resuelven al tiro, no nos gritonean y hablan con los papás”, dice.

En tanto, Pedro, que pasó a primero básico, nos cuenta que lo que más le gusta en cuanto a las comidas diarias es “el puré con carne, los fideos y el helado”.

Las actividades van en línea con el sistema Elige Vivir Sano, del que Junaeb es parte activa a través del plan contra la obesidad, Contrapeso, con especial énfasis en el desarrollo de la actividad física.