Ñuble: 60% de los niños de 5to básico tienen sobrepeso u obesidad de acuerdo a mapa nutricional de JUNAEB

El Mapa Nutricional 2019 evidenció una estabilización de los índices de malnutrición por exceso en los alumnos de prekínder a primero medio, alcanzando una prevalencia promedio de 52,1%.

Los datos recopilados muestran que a nivel nacional el 24% de los niños de prekínder presentaron obesidad total, lo que incluye un incremento de un 0,4% respecto del año anterior con relación a la obesidad severa. En kínder y primero básico, la prevalencia de obesidad total fue de un 24,8%, mientras que los escolares de quinto básico presentaron un 27,9%. En primero medio, la situación varía, pues el 15,6% presenta obesidad total. A pesar de ser un porcentaje más bajo que el de cursos inferiores, la medición significó un aumento de un 0,9% con relación a lo detectado en adolescentes del mismo nivel el año 2018.

Mapa de la obesidad

A nivel país, la obesidad total tuvo sus mínimos en las regiones de Arica y Parinacota (22,8%), Metropolitana (21,7%) y Antofagasta (20,7%). En cambio, prevaleció con sus máximos valores en las regiones de Magallanes (27,1%), Aysén (26,6%) y Los lagos (25,9%).

Las regiones de la zona centro-sur demostraron un alza sostenida de la obesidad total durante los últimos diez años, superando el promedio nacional que es 47,8%. La región de O’Higgins presentó una prevalencia de 51,4%, Maule (59,7%), Ñuble (67,2%), Biobío (57,0%) y La Araucanía (69,3%).

En la región de Ñuble en los niveles educativos Kínder, Prekínder, Primero Básico y Primero Medio, se presenta un sobrepeso de un 29, 6% y obesidad de un 24,8%. Sin embargo, en quinto básico las cifras son mayores, donde un 60,5 % de los estudiantes presenta sobrepeso u obesidad y en Prekínder un 55,1% presenta esta misma condición.

Respecto a la obesidad total de los estudiantes ñublensinos en Quinto básico esta alcanza el 29,7%, en Kínder el 27,6%, en Primero Básico 25,8%, Pre Kínder 26,2% y en Primero Medio 15,5%.

Al respecto, el director regional de la Junaeb, Carlos Gajardo señaló que “estamos trabajando en una batería de medidas que impactan positivamente en la nutrición de nuestros escolares al hacer que nuestros platos, nutricionalmente balanceados, sean más atractivos para los niños”.

En tanto, el Seremi de Educación de la Región de Ñuble, Daniel San Martín indicó que “por una parte está el trabajo que está liderando fuertemente JUNAEB en cuanto al balance nutricional de la alimentación de los estudiantes y por otra, creemos que es muy importante el trabajo que podemos hacer con las comunidades educativas para generar hábitos saludables tanto en niños y jóvenes como en sus padres y apoderados. El compromiso de las familias es clave para revertir estas cifras a nivel regional y país, por lo que se debe complementar el esfuerzo que hacemos al interior de los establecimientos con el que se hace desde la casa”.

Por su parte, la Seremi de Desarrollo Social y Familia, Doris Osses sostuvo que “las nuevas cifras que entrega el Mapa Nutricional 2019 nos obligan a seguir desarrollando acciones vinculadas con la promoción de los cuatro pilares saludables que impulsa el sistema Elige Vivir Sano: y que son alimentación saludable, actividad Física, vida al aire Libre y vida en familia. Desde el Ministerio de Desarrollo Social trabajamos con las familias más vulnerables del país y desde allí nacen convenios para financiar políticas públicas respecto de estos 4 pilares, con medidas que tengan por finalidad informar, educar y fomentar la prevención de factores de riesgo asociados a estilos de vida no saludables. Es así como se ha establecido el Fondo Concursable Elige Vivir Sano, para la promoción de entornos saludables como ferias verpertinas y kioskos saludables, iniciativas que ya han adjudicado los municipios de Portezuelo y Chillán”.