Ante reconocidos chefs del mundo, Junaeb presentó en Europa el exitoso modelo de su Laboratorio Gastronómico

Replicado en otros países de Latinoamérica y destacado por Naciones Unidas por sus buenos resultados, Jaime Tohá, director Nacional de Junaeb, y el chef Juan Pablo Mellado, presentaron ante expertos culinarios del mundo el impacto que ha tenido el Laboratorio Gastronómico en el Programa de Alimentación Escolar (PAE) local.

Hasta Europa llegó el interés por conocer la experiencia chilena impulsada por el Estado de Chile para entregar una alimentación de alta calidad a las y los estudiantes del país. Por eso, Jaime Tohá, director Nacional de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb), y el reconocido chef, Juan Pablo Mellado, fueron invitados a Binómico – Congreso Gastronómico Iberoamericano, en España, para exponer sobre el trabajo y resultados obtenidos en el país desde que se implementara el Laboratorio Gastronómico de Junaeb, en 2017.

Ante más de mil 500 personas, Mellado y Tohá compartieron con chefs de talla mundial, la relevancia de entregar alimentación en las escuelas que no sólo sea nutritiva, sino también sabrosa. Así, los representantes chilenos dieron cuenta de iniciativas emblemáticas que, gracias al Laboratorio Gastronómico, se han incorporado al PAE, programa que proporciona alimentación a dos millones de estudiantes diariamente.

Tal es el caso de Cocina Escolar del Mundo (que ha incorporado recetas típicas de Venezuela, Perú, Bolivia, Haití, Colombia y Ecuador), de Cocina con Raíces (que ha incorporado platos de pueblos indígenas), entre otras iniciativas que han cambiado radicalmente el PAE. La ponencia se llevó adelante mientras Mellado, como director del Laboratorio Gastronómico, cocinaba en vivo un tradicional Pisku mapuche, preparación contemplada en el Programa de Alimentación Escolar.

Hace cuatro años apostamos por una premisa: que comer rico es un derecho. Por eso, después de conocer experiencias como Food Revolution, de Jamie Oliver en Inglaterra, es que en Chile implementamos una política pública que le cambiara la cara a la alimentación que reciben diariamente casi dos millones de estudiantes en Chile”, dijo Tohá ante los asistentes.

Como balance, Tohá añadió: “a cuatro años, los resultados indican un aumento del 10% de la aceptabilidad de las preparaciones, así como un incremento del 20% en la ingesta de cada ración. Aquello ha implicado, además, el resguardo uso de los recursos públicos, en tanto significa que USD 185 millones van a los estómagos de las y los estudiantes, y no al basurero del comedor, como ocurría antes de crear el Laboratorio”.

Cocinar a gran escala es siempre un desafío. Por eso, hemos trabajado codo a codo con las manipuladoras de alimentos para, juntos, crear las mejores preparaciones para los niños”, explicó el director del Laboratorio, Juan Pablo Mellado.

Por último, Tohá destacó que, en conocimiento de lo logrado por el Laboratorio Gastronómico en Chile, Naciones Unidas ha impulsado los gobiernos de Guatemala, Colombia y República Dominicana se encuentren homologando el modelo en su respectivo programa de alimentación.