Con aumento salarial de $67.500 pesos mensuales se sella histórico acuerdo entre manipuladoras y Gobierno

  • Negociación liderada por Junaeb logró bajar movilización de trabajadoras programada para el pasado 2 de septiembre y reivindica demanda más sentida del sector.

IMG_4504Tras meses de negociación, finalmente el Gobierno, a través de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb), logró un trascendental acuerdo con las manipuladoras de alimentos, las cuales exigían desde hace varios años una mejora en sus remuneraciones.

El protocolo de acuerdo firmado por las trabajadoras, JUNAEB, Ministerio de Educación y Ministerio del Trabajo, incorporará a partir de las próximas licitaciones del Programa de Alimentación Escolar y de Párvulos (marzo de 2015), la exigencia de que los oferentes consideren, en forma obligatoria, una asignación especial y permanente en favor de las manipuladoras, denominada “Bono Manipulador/a de Alimentos PAE/PAP”.

De esta forma, el requisito básico para participar del proceso licitatorio, será incorporar una asignación equivalente a $67.500 pesos como mínimo, lo que significará un incremento sustantivo en el salario bruto mensual de cada trabajadora. Asimismo, aquellas ofertas que consideren una cantidad superior a la cifra señalada, serán retribuidas con mayor puntaje técnico.

Igualmente, las futuras bases contemplarán la posibilidad de que los oferentes otorguen en favor de las manipuladoras, a lo menos 3 bonificaciones especiales durante el año (inicio del año escolar, aguinaldo Fiestas Patrias y Navidad). Por otra parte, la evaluación entregará un mayor puntaje a aquellas ofertas que consideren un monto superior de asignación y dentro de los criterios de evaluación se considerarán las gratificaciones que incorporen las empresas para sus trabajadoras y que no dependan de la existencia de las utilidades.

Sobre las mejoras alcanzadas tras el acuerdo, el Director Nacional (tp) de Junaeb, José Miguel Serrano señaló que “desde que asumimos hemos realizado un trabajo sostenido con el gremio de las manipuladoras, porque el Gobierno de la Presidenta Bachelet, estaba consciente de que sus demandas eran legítimas. Entendemos la magnitud e importancia de las labores que realizan -ellas entregan a diario la alimentación a los niños, niñas y jóvenes más vulnerables de nuestro país-, por eso reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres y; mejorar sus condiciones de vida lo asumimos como un imperativo ético desde el primer día”. 

Por último, Serrano dijo sentirse profundamente satisfecho, ya que con el protocolo no sólo se dignifica el trabajo abnegado de cerca de 40 mil mujeres en todo Chile que se dedican a servir en nuestras escuelas y liceos, “estamos mejorando también su calidad de vida una vez que jubilen, ya que con este acuerdo estamos asegurando un aumento en el monto de sus pensiones”.